viernes, 13 de diciembre de 2013

Canadair CL-215T; el eslabón perdido.

En 1989, el fabricante de aviones Canadair comenzó a gestar un nuevo modelo de aparato para la lucha contra los incendios forestales. Para ello, llegó a un acuerdo con el Ejército del Aire español, que a través del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas, colaboró en el desarrollo de la nueva aeronave.

El nuevo avión, tomaría como base, el antiguo y sobradamente probado CL-215, al que se dotaría de nuevos motores de turbina, más potentes y fiables, algunos cambios aerodinámicos y estructurales acordes a las nuevas prestaciones, y un sistema de mandos asistido hidráulicamente. De estar manera, durante los primeros años de los 90, los primitivos aviones del 43 Grupo, fueron progresivamente transformados en un nuevo modelo, el CL-215 Turbo. 

Esta modernización, permitió a Canadair realizar las pruebas pertinentes y sacar las conclusiones necesarias para desarrollar el CL-415, al que además, se le instaló una moderna instrumentación digital y un nuevo sistema electrónico de lanzamiento de agua dotado de 4 compuertas y diversos modos de lanzamiento.

Así, el CL-215T, quedó como un modelo a medio camino entre el CL-215 y el CL-415, y puesto que no se fabricaron más, tras la pérdida de un aparato en un accidente en 2003, solamente existen 15 unidades de este modelo en todo el mundo; 14 al servicio del Ejército del Aire, y una en la sede de Bombardier en Canadá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario