jueves, 12 de enero de 2017

Ya tengo mi licencia de Piloto Comercial. Os cuento el proceso.

Pues casi 14 meses después de matricularme en el curso teórico, por fin me ha llegado mi licencia de vuelo. Ha sido un proceso, como podéis ver, largo y a veces complicado. Os resumo un poco los pasos:

En primer lugar, consulté la Orden PRE/921/2004 de 6 de abril; en ella se regula la valoración de la formación teórica y práctica y la experiencia como piloto adquiridas al servicio de las Fuerzas Armadas españolas para la obtención de los títulos y licencias requeridos a los pilotos de aviones civiles. La podéis consultar aquí. Básicamente, viene a decir que en función del año de salida de la Academia, se nos convalida unas cosas u otras. En mi caso, tenía que examinarme de todas las asignaturas teóricas y hacer dos exámenes prácticos. Todos los que hayan salido de la Academia después de 2003 tienen todas las asignaturas convalidadas.

La actual legislación, obliga a presentarse a los exámenes a través de una academia que debe acreditar que se ha hecho un curso de mínimo 9 meses. Por eso, desde que me matriculé no pude presentarme hasta mayo de 2016, tras unas cuantas horas de clases teóricas que tengo que reconocer me vinieron muy bien. Como ya escribí, me presenté a todas en junio porque iba a empezar la campaña de incendios, y casi me sale bien, ya que solamente suspendí una. En octubre, de regreso ya de la campaña de verano, me presenté y la aprobé.

Lo siguiente fueron las pruebas de vuelo. Una de Piloto Comercial, con un monomotor con tren retráctil, paso variable y más de 200 caballos. La mayor dificultad de esta prueba fue la adaptación a una avioneta con motor de pistón, por lo demás, las maniobras no me resultaron complicadas. El otro examen era para multimotor y vuelo instrumental. Como su nombre indica, había que hacerlo en un avión de más de un motor y hacer maniobras instrumentales, entre las que se incluye una aproximación ILS (Instrumental Landing System). Lo más destacable es que después de volar un avión pesado con motores de turbina, los aviones ligeros con motor de pistón resultan demasiado sensibles; los gases responden casi a cada milímetro de avance de las palancas, y tenía que tener cuidado de no poner el avión del revés a cada alabeo.

Con todo esto, ya solamente quedaba recopilar todos los papeles, rellenar los formularios, hacer un par de instancias y pagar las correspondientes tasas, unos 180€. Todo esto, tenía que remitirlo a la Dirección General de Enseñanza y Reclutamiento (DIGEREM), para que a su vez lo remitieran a AESA, donde se expiden las licencias y te las envían por correo. Lo envié a finales de noviembre y recibí la licencia el 4 de enero, justo cuando ya empezaba a ponerme nervioso.

Mientras esperaba, hice el curso de Multi Crew Cooperation  (MCC), que ya os conté y que es otro de los requisitos de casi todas las compañías.

Otro requisito necesario además de la licencia, es acreditar un nivel de inglés conforme a los estándares de la Organización de Aviación Civil (OACI o ICAO por sus siglas en inglés). Esto se consigue haciendo un pequeño examen donde hay que demostrar la capacidad para entender las comunicaciones por radio, y para expresarse con la fraseología estándar y de inglés cotidiano. Según la fluidez, corrección y otros parámetros, se te asigna un nivel. Yo saqué un 4, que es el mínimo que requieren para volar en aerolíneas. Con un 5 se considera un nivel experto, y 6 nativo.

¿Se ha acabado aquí esto que empieza a parecerse a una carrera de obstáculos? Casi... pero no. Por alguna razón que no alcanzo a comprender, en mi licencia han incluido una observación que dice que solamente puedo volar aviones con matrícula española. Por lo visto, es algo que hacen con las licencias que provienen de una convalidación de licencia militar. En mi caso, no es exactamente así, porque yo me he examinado de todas las asignaturas según la Normativa Europea, y esto es algo que todavía tengo que arreglar con AESA. En el peor de los casos, me tocará hacer una especie de seminario y un examen, previo pago de 200€, para borrar esa limitación. A partir de ahí, sí que ya tendré todo listo para ofrecer mis servicios a las compañías aéreas.

Mientras tanto, he hecho un Currículum actualizado y he puesto en orden mi documentación para tenerlo todo preparado. También he seguido practicando inglés, ya que me quedé a las puertas del nivel 5.

A modo de resumen, pongo lo que me ha costado cada cosa:

- Curso teórico: 3.150€ (Recuerda que si saliste de la Academia después de 2003, esto te lo ahorras):
- Exámenes: 74€ por asignatura. Hay varias asignaturas que se agrupan en una sola tasa. En total creo recordar que se pagan 11 tasas, en total 814€ (sin contar la que tuve que repetir). Esto tampoco tienes que hacerlo si saliste de la Academia después de 2003.
- Prueba de vuelo de Comercial: 575€ (alquiler del avión más tasas del instructor).
- Prueba de vuelo de Multimotor e Instrumental: 880€ (alquiler de avión más tasas del instructor).
- Reconocimiento médico Clase 1: 150€ (con descuento por ser militar, el precio normal son 400€).
- Tasas por expedición de licencia: 180€.
- Curso MCC: 1.450€.
- Examen de Inglés, tasas y comisión de gestión: 158€.

Un total de 7.359€. No está nada mal si tenemos en cuenta que yo ya era piloto antes. Por cierto, por lo que cuesta ya podía tener un formato más actual y duradero, o al menos un tamaño que entrase en la cartera. 

Recordad que esto es lo que me ha costado a mí que me han tenido en cuenta mi experiencia y formación, para alguien que partiera desde cero, habría que añadir: unos 15.000€ del curso de Multimotor e Instrumental, unos 4.000€ del curso de Piloto Comercial, unos 6.000€ del curso de Piloto Privado, más las horas que resten hasta las 200 mínimas que se requieren para la obtención de la licencia, pongamos entre 10.000 y 15.000€. No doy cifras exactas porque los precios varían de una escuela a otra, dependiendo de qué modelo de avión alquiles, si pagas las horas "en lote"... pero más o menos, tenerlo todo para poder trabajar como Piloto Comercial, te va a costar un mínimo de 40.000€. Algunas escuelas ofrecen todo el paquete por unos 100.000€. Alguien me preguntó si merecía la pena pagar esa diferencia de precio; en mi opinión no. Lo que se obtiene por ese sobreprecio, son instalaciones más bonitas y otras cuestiones por el estilo que no te van a dar ninguna ventaja a la hora de buscar trabajo. 

En los meses venideros, veremos si ha merecido la pena la inversión, ya os iré contando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada